• Dónde dormir 233
  • Qué hacer 86
  • Qué ver 130
  • Información al viajero 91
  • Dónde comer 24
Playas de Maldonado

Playas de Maldonado

En la franja costera que va desde el Arroyo Solís hasta la Laguna Garzón, las playas de Maldonado se definen por sus contrastes. En este fascinante departamento coexisten sofisticadas ciudades balnearias como Punta del Este, José Ignacio y Piriápolis, con localidades más pacíficas como Solís, Las Flores, San Francisco o Balneario Buenos Aires.

A diferencia de la Costa de Oro, más homogénea en su geografía, la costa de Maldonado ofrece una gama amplia de paisajes: puntas rocosas, acantilados, bahías, mar abierto de olas fuertes, cantos rodados, playas de arena blanca, barras.  El Río de la Plata encontrándose con el Atlántico resulta en aguas más frías que las de Canelones, pero también más verdes y agitadas. Como marco, los impresionantes cerros  con sus miradores y circuitos de ecoturismo.

Playas de Maldonado, de oeste a este

Balneario Solís: Al lado del Arroyo Solís, este refugio de serenidad da inicio a la costa de Maldonado. Tiene sus principales atractivos en su doble costa (sobre el arroyo y el mar), en su entorno de montes y en su interesante circuito histórico.

Bella Vista: Haciendo honor a su nombre, Bella Vista fascina con su vista de los cerros de Piriápolis. Es un balneario sumamente tranquilo, con un pintoresco paisaje de cantos rodados y casas elegantes.

Las Flores: Chalets tradicionales, playa mansa de cantos rodados y calles muy sombreadas forman el encantador perfil de Las Flores. Este destino preserva varios lugares interesantes para visitar, como el Castillo Pittamiglio o las viejas vías del tren que pasaba por allí.

Playa Verde: La belleza ecológica de esta playa atrae a familias en busca de serenidad. Posee tres playas ideales para que disfruten los más chicos y está bordeada por un espectacular marco de cerros y bosques.

Playa Hermosa: Extensa e intacta, Playa Hermosa se extiende sobre una  bahía enmarcada de bosques silvestres, formando una de las postales más bellas de la zona. La pesca y los baños relajantes son las actividades preferidas en sus aguas mansas. Está tres kilómetros al oeste de Piriápolis.

Piriápolis: La primera ciudad balnearia del Uruguay, creada por el visionario Francisco Piria, es una mixtura de atractivos que seduce en cualquier época del año. Playas animadas, reservas naturales, miradores en los cerros, lugares con historia y una intensa vida nocturna son solo algunos de los componentes de la magia de Piriápolis.

San Francisco: A solo tres kilómetros al este de Piriápolis, la playa San Francisco enamora a los que buscan desconexión y paisajes hermosos. Es una playa abierta, de olas agitadas y mar profundo, con un parador en la bajada principal y un excelente punto pesquero y surfista en Punta Fría.

Punta Colorada: Sofisticada y silvestre a la vez, este balneario tiene forma de proa rocosa ingresando al mar, lo que da lugar a dos playas, una mansa y una brava. El surf y la pesca deportiva nunca faltan en esta playa, que cuenta con excelentes propuestas gastronómicas y de alojamiento.

Punta Negra: Pasando Punta Colorada, diez kilómetros al este de Piriápolis, esta playa cautiva con sus playas vírgenes, sus grandes olas surfistas, su excelente pesca y su entorno de paz absoluta. Hay que visitar el emblemático bar Aquel Abrazo y disfrutar de su linda vista del Cerro de las Espinas.

Laguna del Sauce: Las costas de la Laguna del Sauce albergan la primera playa natural certificada del país, famosa por la calidad de sus aguas y su rico marco ecológico. Esta playa de agua dulce está rodeada de algunas de las residencias más lujosas de la zona, incluyendo el famoso Hotel del Lago y su campo de golf. Varios muelles ingresan a la laguna, maravilloso escenario de deportes náuticos.

Chihuahua: La primera playa nudista de Uruguay se extiende sobre la Bahía de Portezuelo, junto al Arroyo El Potrero. Un paisaje de gran belleza ecológica es el marco perfecto para el disfrute del naturismo, que también dispone de posadas y resorts de ropa opcional con comodidades de primera categoría.

Solanas: Entre Portezuelo y Punta Ballena, esta tradicional playa es uno de los clásicos familiares de la costa de Maldonado. La preciosa vista de Punta Ballena y de los cerros hace aún más lindo el paisaje costero. El balneario tiene casas muy elegantes y propuestas gastronómicas de excelente nivel.

Punta Ballena: La magia de Casapueblo se vive en toda esta playa, famosa por sus atardeceres. Es increíble el panorama desde lo alto de la Punta de la Ballena. En la zona hay varios ateliers y restaurantes sofisticados.

Pinares: Playa extensa y tranquila que bordea la ciudad de Maldonado, antes de llegar a la Mansa de Punta del Este. Es bastante más agreste y menos multitudinaria que las playas de la Península, pero tiene algunos paradores emblemáticos donde se come muy bien y se pasan tardes entretenidas.

Punta del Este: La Península de Punta del Este, con su agitada movida y su atmósfera de lujo, guarda varias playas magníficas, todas muy concurridas durante la temporada alta. Hay opciones para todos los perfiles: clima familiar en la Mansa, buena pesca en Playa de los Ingleses, surf en playa El Emir, estilo juvenil en la Brava.

La Barra: Más rústica que la Península pero con el mismo espíritu chic, La Barra tiene hermosas playas sobre las costas del Arroyo Maldonado y el Océano Atlántico. Deliciosa gastronomía, deportes náuticos, gente bonita y una intensa vida nocturna dan a La Barra de Maldonado su carácter único.

Manantiales: El mar abierto de esta playa ofrece un escenario magnífico para el surf. Montoya y Bikini Beach son los hot points de la temporada, elegidos por ricos y famosos para tomar sol mientras los paradores de moda pasan la música del momento. Al este de estas dos playas se explayan varios kilómetros de Océano más solitario, perfecto para los aventureros.

El Chorro: Es una de las zonas pobladas sobre el corredor oceánico que va de La Barra a José Ignacio, que ha tenido bastante crecimiento en los últimos años. Un lugar elegido por familias pudientes que desean alejarse del ajetreo de La Barra y la Península, pero con la posibilidad de disfrutarlos a solo unos minutos.

Balneario Buenos Aires: Al este de El Chorro está empezando a desarrollarse esta pequeña estación balnearia, también enmarcada por un privilegiado panorama oceánico. Ideal para los que desean combinar calles agrestes con residencias de suma elegancia.

La Juanita: Otro refugio de paz sobre el Atlántico, localizado justo antes de José Ignacio. El paisaje del mar se complementa con el de las Lagunas José Ignacio y Garzón, sitios de visita obligada para los ecoturistas. El windsurf, el canotaje y la vela no faltan en la playa de La Juanita.

José Ignacio: Uno de los balnearios más exclusivos de Sudamérica, con el encanto único que le da la fusión entre bohemia y sofisticación. Mansiones blancas sobre calles de tierra, un legendario faro sobre las rocas, una playa mansa y otra brava, paradores de moda, surf, galerías, chacras marítimas y gastronomía del más alto nivel se dan cita en José Ignacio, un lugar para disfrutar sin prisas. Tanto en la zona de la península como en Arenas de José Ignacio hay excelentes propuestas de alojamiento, todas de refinado estilo boutique.

1 Comentario
  • leandro jardim- Martes 25 de junio de 2013

    Me gustaría que Ocean Park balneario ubicado entre Punta Negra y Chihuahua estuviera en este sitio porque es otro balneario como otros es pequeño, pero muy lindo. gracias

Dejar comentario